A medida que nos hacemos mayores, las necesidades en la vivienda cambian. Hogares que en un principio eran perfectos para la familia, ahora presentan dificultades para su día a día. En esos casos, algunas personas que se encuentran en la etapa sénior de su vida pueden llegar a decidir mudarse de su residencia habitual para mejorar su calidad de vida.

Cuando la vivienda habitual se convierte en un problema

Algunos de nuestros clientes nos explican que su casa tiene muchas escaleras para subir y bajar varias plantas, que el piso es demasiado grande o que tienen que hacer una gran reforma para adaptarla a sus gustos y necesidades.

Otro problema que nos describen nuestros clientes es la dificultad de acceso a su hogar. Algunos bloques de pisos, aun mejorando algunas zonas comunitarias, siguen presentando problemas para adaptarlos a personas con movilidad reducida. Esta falta de accesibilidad hace que se busquen alternativas, como comprar un piso de obra nueva.

Pisos de obra nueva para personas mayores

En SALAS, ofrecemos varias alternativas de tipologías de viviendas que se adaptan perfectamente a todas las necesidades. Plantas bajas o primeras plantas son las más solicitadas, pero tenemos un gran abanico de opciones. Puedes ver todas nuestras promociones aquí.

La ubicación de la promoción es otro aspecto muy valorado por este colectivo. Es importante para ellos disponer de todos los servicios cerca de la vivienda como supermercados, centros de salud, transporte público o zonas verdes.

Ventajas fiscales para los mayores de 65 años al vender su vivienda

Actualmente en España, los mayores de 65 años gozan de exención en la tributación del IRPF por la ganancia patrimonial generada en la venta de su vivienda habitual.

Las condiciones que se deben cumplir para conseguir esta ventaja son:

  • Haber vivido los últimos tres años en la vivienda habitual.
  • El titular debe tener más de 65 años.

Si la titularidad del inmueble es compartida con otro miembro que es menor de 65 años, esta ventaja fiscal se reducirá al 50%.

¿Y si en vez de vender la vivienda habitual, se vende una segunda residencia? Entonces se tendrá que abonar el IRPF cuando el importe de la venta sea superior al precio por el que se adquirió.

Si estás pensando en vender tu vivienda y comprar una de nueva construcción puedes contar con nuestros asesores inmobiliarios. Te ajudarán a encontrar el hogar perfecto.

¡Contáctanos para más información!


    He leído y acepto las condiciones de la política de privacidad

    2021-10-01T08:47:18+00:00