BUBBLES&CHOC SON DAMETO

Un nuevo concepto de evento, recogido por la prensa mallorquina

Bubbles&Choc es un concepto nuevo para presentar nuestras promociones. Una manera más de buscar la diferenciación e intentar transmitir la calidad y el detalle con que trabajamos cada uno de nuestros proyectos y también cada una de nuestras viviendas.

Por este motivo en junio celebramos el primer Bubbles&Choc Experience centrado en Son Dameto, una de las promociones más exclusivas que desde Salas estamos desarrollando en Baleares, concretamente en la ciudad de Palma. El evento también despertó el interés de algunos de los medios más importantes de la isla, como son el Diario de Mallorca y Última Hora.

Nuestra intención era que clientes y amigos conociesen los detalles de esta promoción de una manera diferente y en un entorno de lujo como es la terraza del Hotel Es Príncep de Palma. Un escenario de cinco estrellas que permitió disfrutar de las vistas del mar y de la ciudad como telón de fondo y, a la vez, emular la calidad y el cuidado por los detalles que también se tienen presentes a la hora de desarrollar nuestros proyectos, en este caso, Son Dameto.

B&C-Son-Dameto-(25)

Productos de la tierra y un final muy dulce

En Salas nos gusta tener presentes las necesidades y preferencias de nuestros clientes, un motivo por el cual, en un evento centrado en la ciudad de Palma, no podía haber un mejor maridaje que el de un vino dulce local.

Una clara apuesta por el producto de proximidad y de calidad que acompañó la explicación detallada del proyecto por parte del director general de Salas, Manel Rodríguez. En el acto, también estaba presente el equipo encargado del proyecto, así como el equipo comercial, con el objetivo de dar una atención completa y personalizada a todos los interesados en recibir información sobre la promoción.

Eso sí, lo que más gustó a los asistentes fue la sorpresa final: el edificio reproducido en chocolate. Una obra de artesanía desarrollado por la conocida pastelería Escribà, con sede en Barcelona, que permitió a todos los presentes hacerse una idea de cómo sería el edificio y, sobre todo, pegarle un buen mordisco.

Así pues, el momento estrella del Bubbles&Choc Son Dameto fue cuando Manel Rodríguez comenzó a romper el pastel de chocolate y a animar a coger el rodillo a todos los asistentes, que pudieron romper un trozo y, por supuesto, también comérselo.